Pleasure Shelter: Reencuentro

viernes, 29 de junio de 2012

Reencuentro


Mirada fija en el punto donde sabe que podrá verle,
a través de sus ojos vidriosos mezcla de impaciencia e ilusión,
con el vaivén del cuerpo incontrolable,
ante el nerviosismo de la agónica espera.

No existe nada más, se halla ajena por completo,
sintiendo su corazón palpitar fuerte en su interior,
con ese aire que no le llega a los pulmones, 
pero que no necesita para respirar.

Búsqueda incansable de uno entre miles,
de aquel por el que suspira 
y ansía sentirse entre en sus brazos.

Gemido estrepitoso que del interior emana,
llegado el momento de saberse frente a él.
Prisas, desespero contenido que fluye
en ese eterno instante de tan solo cuatro pasos.

En ese largo abrazo se funden ambas pasiones,
se olvida el tiempo en la distancia,
y evocan los sueños que velaron.

Lágrimas que emanan sin control,
mostrando ansías guardadas 
largo tiempo adormecidas.

Él se mantiene firme mostrando sosiego,
imponiendo cordura al pasional instante,
y mirándola a los ojos, 
con su rostro entre las fuertes manos
se rinde al deseo con un "te amo".

Unidos ya se fueron,
de mi se alejaron,
y mis lágrimas siguieron
las que ella mostró a mi lado.

Me vi en ella, me deseé en ella,
más supe que mucho tiempo ha superado,
para disfrutar así tal reencuentro.

Belleza que hice mía,
emoción que me embargó,
y a estas horas aún perdura,
esa tierna sensación.

4 comentarios:

  1. QUE BELLAS Y ENCANTADORAS LÍNEAS, CUANTO SENTIMIENTO PLASMADAS EN ELLAS. UN REENCUENTRO MUY ESPERADO...
    UN BESAZO DANA!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No fue mio tal reencuentro, pero bien lo viví aunque era ajena a cuanto sucedía y pasé desapercibida...

      Unas sensaciones increíbles al ver desde fuera lo que tanto he vivido y disfrutado...

      Un cordial saludo.

      Eliminar
  2. Respuestas
    1. Gracias...son momentos muy intensos los de los reencuentros, y cuando lo ves en alguien a tu la lado te das cuenta de la cantidad de señales que transmitimos sin darnos siquiera cuenta...

      Muy bello y emotivo fue ese momento...

      Un besin

      Eliminar